Virtual desviación de recursos en la UGRBC

Virtual desviación de recursos en la UGRBC

  • Para compra de forrajes
  • Se busca salvar vientres
  • Apoyos a personas muertas
  • A retirados de la ganadería
  • A nombre de familiares
  • “Seleccionados por satélite”
  • Clarificar criterios de selección

Por César Villalobos López

MEXICALI. – Cuando es visible el abuso y la corrupción de cabezas de agrupaciones del sector rural y la complacencia de las autoridades, generando impunidad para quienes manejan recursos del erario, podemos entender por qué de la resistencia de productores a los llamados de organización. 

La desviación de conducta de Gustavo Rodríguez Cabrales, presidente de la Unión Ganadera Regional de Baja California, no ha tenido freno debido a incondicionales respaldos de algunos de los expresidentes de la Unión y directivos o ex, de Asociaciones Ganadera Locales que han sido cobijados por el manto de la corrupción.

En la edición 1026, de la semana anterior, les anticipamos información que ahora confirmamos, en relación a la inconformidad de un numeroso grupo de ganaderos por la marginación en el pago de la póliza de daños del seguro de la Confederación Ganadera, por efectos de la sequía.

El anuncio de la Unión Ganadera Regional de Baja California sobre la entrega de apoyos a ganaderos que serían beneficiados, por el programa de la CNOG, genero gran expectativa ya que les permitiría paliar en algo la carga económica por la compra de forraje o suplementos alimenticios.

La ausencia de lluvias en la región ha limitado la disponibilidad de alimento natural de campo para la alimentación del ganado, por lo que se ha tenido que recurrir a la suplementar la dieta, tratando de salvar vientres y no recurrir a ventas anticipadas para evitar mayores pérdidas.

Sin embargo, el pasado martes 16 de julio, cuando un gran número de ganaderos acudió a las oficinas de la UGR-BC, en Ensenada, llego la decepción, generando división entre los beneficiados por el programa y aquellos que no salieron en las listas de la UGR.

Un buen número de productores que no salieron beneficiados -alrededor de un 60 % del padrón que integra las Asociaciones Ganaderas Locales- vieron con enojo que varios beneficiados ya fallecieron o simplemente ya no están en activos en la ganadería, por lo cual reclaman una amplia explicación que clarifique los requisitos o criterios que se tomaron en cuenta para la elegibilidad de los productores.

No se explican cómo es que gente sin ganado, o que ya no está en la actividad, reciben recursos del programa, por lo que exigen trasparencia en la distribución de los 11.5 millones de pesos anunciados para beneficio de los ganaderos, con el propósito de que continúen en la actividad y conserven sus hatos.

La UGR-BC, con Gustavo Rodríguez Cabrales, como presidente, mantiene en la posición de que, es solo una parte del apoyo y que vendrán nuevas listas de beneficiados, pero no explica la metodología, ni los criterios de selección, limitándose a afirmar que la Confederación Nacional Ganadera (CNG) hace los listados tomando en cuenta un diagnostico que emite un sistema satelital, sin más explicaciones.

Pero el reclamo de los ganaderos es porque hay gente sin inventario ganadero, y quienes ya no se dedican a esta actividad, o peor aún, que ya fallecieron.

La UGR viene arrastrando un gran número de quejas en la aplicación de los recursos, siendo estos los asignados por los programas de equipamiento del 2017 los cuales que a pesar de haber sido depositados por los beneficiados en los meses de marzo a mayo del 2017 les fueron entregados hasta febrero –marzo 2018 quedando en duda la honorabilidad del organismo con sus agremiados.

Sobre este tema, Semanario El Pionero hizo amplia referencia atendiendo la queja de cuando menos medio centenar de ganaderos que hicieron compras a la Unión Ganadera Regional, como proveedora del gobierno de Baja California, situación que le coloco en lugar de privilegio para captar las compras con recursos del erario federal, por conducto de la Secretaria de Fomento Agropecuario, complementada con las aportaciones, del 50 por ciento del valor factura, de los ganaderos.

Rodríguez cabrales, invariablemente, sin justificarlo, responsabilizo a los fabricantes de equipos comercializados, por supuestas entregas tardías, mientras funcionarios de Fomento agropecuario orientaban a los ganaderos afectados a poner denuncias penales en contra de la Unión Ganadera por fraude, o por incumplimiento de contrato.

La situación de la Unión Ganadera Regional, como proveedor reconocido por el gobierno de Baja California no ha sido definida oficialmente, o cuando menos no se ha dado a conocer, no obstante que las irregularidades no pudieron ser ocultadas por el personal de la dependencia estatal.