Se liberan  688 mil espacios de consulta; IMSS

Se liberan  688 mil espacios de consulta; IMSS

  • La estrategia receta resurtible, arroja resultados positivos
  • Derechohabientes reciben  medicamentos sin necesidad de ir a consulta
  • Mayor capacidad y oportunidad en la atención para los usuarios

MEXICALI.- Durante 2017  la delegación regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Baja California y San Luis Río Colorado, liberó 688 mil 446 espacios adicionales de consulta médica en beneficio de los derechohabientes, como resultado de la emisión de recetas resurtibles a pacientes que están bajo control de algún padecimiento crónico.
Al respecto, el titular de la dependencia, maestro Francisco Iván Beltrones Burgos, destacó que los espacios vacantes representan un beneficio tangible al despresurizar agendas de consultorios médicos y para atender a un mayor número de personas.
Resaltó que a derechohabientes con enfermedades crónicas como como hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo II, artropatías, dorsopatías, hematopatías crónicas, epilepsia en niños y adultos; bronquitis crónica, asma bronquial, síndrome de colon irritable y enfermedad de glándula tiroides, entre otros, son susceptibles de entrar a este  programa, pero requieren de la valoración de su médico familiar.
Detalló que la recetas resurtibles tienen vigencia de tres meses continuos, es decir;  el paciente que la obtiene sólo acude por una ocasión con el médico y los dos meses subsecuentes sin necesidad de ser consultado se presenta en farmacia para recibir su medicamento.
La estrategia, dijo el funcionario federal, se implementó en 2015 y sumada al programa Unifila en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), le ha permitido al IMSS agilizar y eficientar servicios en el primer nivel de atención médica.
Refirió que antes de su implementación, un gran porcentaje de los derechohabientes permanecían en agendas de las clínicas y en la mayoría de los casos sólo para recibir sus medicamentos, por lo que se diseñó la estrategia que ha generado ahorro en tiempo y recursos tanto para la institución como para los usuarios.
Recalcó que la decisión para ser ingresado al programa Receta resurtible es responsabilidad del médico tratante, ya que es fundamental que el paciente mantenga control de su enfermedad y que su evaluación se pueda efectuar cada tres meses.
Beltrones Burgos resaltó que el funcionamiento de la estrategia también favorece el proceso de abasto del IMSS, ya permite prever con anticipación las necesidades de suministro de medicamento que tendrá cada unidad médica.
Finalmente, recordó que se trata de un proyecto estratégico que se suma a otras iniciativas encaminadas a mejorar la calidad y oportunidad de los servicios de la dependencia y es aplicada en las 33 clínicas de Medicina Familiar que se ubican en Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora.