Editorial…

Editorial…

¿Inocuidad y Sanidad?

Baja California y en especial el valle de Mexicali se destacó por ser zona libre de algunas plagas y enfermedades, como el carbón parcial en el trigo, o el gusano rosado, erradicado en el algodonero.
El interés de los funcionarios y técnicos de la Secretaria de Agricultura y del estado, junto con los productores había sido punto convergente para lograr el objetivo, poniendo cada uno el granito de arena que le correspondió.
El problema surge cuando los funcionarios y técnicos se apegan a un interés político, en ocasiones por ligas familiares, y consideran que pueden hacer y deshacer a su antojo y sin consecuencias, tal es el caso del Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Baja California.
Algunos productores de hortalizas del valle de Mexicali han clamado por la restitución del Comité Local de Sanidad Vegetal en Mexicali, eliminado de un plumazo precisamente por cuestiones políticas e interés personal del delegado de agricultura y del gobierno del estado, ante la impotencia para imponer a un presidente.
A partir de entonces, operan los Comités o Juntas Locales de Sanidad en la Zona Costa y Zona Norte y Valles Altos, así como el Comité Estatal, actualmente con el floricultor Héctor Lara Soria, como presidente, sin haber tenido ningún acercamiento o dialogo con productores del valle de Mexicali usuarios de los servicios del Comité.
La ausencia de Lara Soria generó crisis cuando el gerente general, Roberto Roche Uribe pretendió aplicar una cuota adicional de 90 pesos por hectárea a los productores de algodón, por no haber desvarado las siembras del 2017.
Salió a flote que con la complacencia oficial, tanto federal como estatal, Roche Uribe desmanteló la operación del laboratorio, desviando los recursos de su operación en el año anterior a la compra de una camioneta Chevrolet Tahoe 2017.
Resultó más importante la comodidad del gerente que la inocuidad y la sanidad de los cultivos del valle de Mexicali, donde la roya amarilla y otras plagas y enfermedades amenazan al trigo, solo para poner un ejemplo.
Los agricultores se quejan de la ausencia de cuadros básicos de agroquímicos para el combate de malezas y plagas en los distintos cultivos, habiéndose dado casos se intoxicaciones y muertes de ganado vacuno por la errónea aplicación de agroquímicos inadecuados en alfalfas.
“El CESVBC, está en constante superación para mantener el reconocimiento internacional como organismo de productores. Satisfacer las necesidades y expectativas de nuestros productores y clientes en cuanto a calidad, servicio, confiabilidad, agilidad y efectividad es parte integral de nuestra política”, menciona uno de los objetivos del Comité Estatal, pero sin laboratorio y sin técnicos, eso es mentira.
Ante la desaparición operativa del laboratorio y la ausencia del personal técnico, productores de diversos sistemas producto consideran necesario la realización de una auditoria para clarificar el uso de los recursos que maneja el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Baja California, pero más urgente la reactivación de la Junta Local de Sanidad Vegetal para el valle de Mexicali, para que los productores puedan tomar determinaciones sobre los programas que se deban de realizar para conservar el estatus fitosanitario, al margen del interés y visión de un gerente.