Regresan a EU más de 13 mil  árboles de navidad con plagas

Regresan a EU más de 13 mil árboles de navidad con plagas

Durante la operación del “Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad 2017”, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha retornado 13 mil 163 ejemplares, por presentar plagas de importancia cuarentenaria.
La dependencia informó que hasta el momento se han inspeccionado 449 mil 169 árboles de navidad en las zonas de revisión ubicadas en las Aduanas de Mexicali y Tijuana, Nogales, Nuevo Laredo y Reynosa.
Precisó que el personal detectó insectos en árboles de los géneros y especies Abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii), Abeto Noble (Abies procera) y Abeto de Nordmann (Abies nordmanniana).
Las plagas interceptadas son conocidos como picudos y gorgojos, mosquitas, avispas, así como palomillas de la familia Pyralidae, mismas que se consideran exóticas en nuestro país por estar enlistadas en la NOM-013-SEMARNAT-2010 o porque no se tiene conocimiento de su presencia en México.
La Profepa indicó que la identificación taxonómica de estas plagas, así como las medidas fitosanitarias a implementar ha estado a cargo del personal especializado del Laboratorio de Análisis y Referencia en Sanidad Forestal de la Dirección General de Gestión Forestal y de Suelos de la Semarnat.
Las especies de los árboles de Navidad que se han verificado en los puntos de entrada de mercancías en la frontera con los Estados Unidos de América son Abies procera, Pseudotsuga menziesii, Abies nordmanniana, Abies grandis, Abies fraseri y Abies lasiocarpa.
La Profepa destacó que esta tarea se ha visto fortalecida cada año con constantes capacitaciones a los inspectores que atienden este programa en la frontera norte de nuestro territorio; particularmente durante este año 2017.
Señaló que más de 90 inspectores de diferentes estados del país, han recibido conocimientos en materia de detección e identificación de especies invasoras, entre las cuales se pueden considerar las plagas forestales.
El impedir la entrada de estos insectos, en apariencia inofensivos, evita daños importantes a los bosques y plantaciones mexicanas, porque la ecología y hábitos alimenticios de las plagas impactan impactar sensitivamente la salud de los árboles y reduce la productividad en los aprovechamiento forestales.