Editorial…

Editorial…

El IMSS en BC

“Al cierre del mes de julio el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) rebasó los 900 mil cotizantes registrados, una cifra sin precedente para la región Baja California y San Luis Río Colorado, según lo destacó el delegado regional, licenciado Francisco Iván Beltrones Burgos”.

“El funcionario afirmó que la economía regional en cuanto a plazas de trabajo registradas en el Instituto se ha mantenido en ascenso desde hace algunos años, en tanto que la cantidad de empresas presenta comportamiento similar al cerrar el mismo período con 36 mil 432 patrones inscritos”.

“Detalló que al mes de julio se cuenta con un total delegacional de 907 mil 571 cotizantes, que marca una diferencia positiva de 60 mil 187 puestos de trabajo en comparación con el último registro de 2015 que cerró en 847 mil 384 personas afiliadas como asegurados del IMSS.

“Respecto al sector patronal, refirió que el año pasado concluyó con 36 mil 039 empresas registradas y derivado del incremento paulatino observado durante los primeros meses de 2106, la cifra sumó 393 patrones para totalizar 36 mil 432 hasta al mes de julio”.

“Beltrones Burgos resaltó que la dependencia a su cargo se encuentra entre las cinco delegaciones del país cuyo comportamiento del empleo se mantiene en ritmo ascendente desde el mes de enero a la fecha”, hasta aquí la información oficial.

El delegado del IMSS pondera cifras de cotizantes sin precedentes, lo que se traduce en un mayor ingreso que, al igual que ocurre con las grandes corporaciones, se concentra a la capital del país, sin que Baja California tenga un porcentaje de retorno para mejorar y ampliar instalaciones, contratar más médicos, enfermeras y personal especializado en las áreas de atención a la salud de los derecho habientes que pagan cuotas.

Las instalaciones hospitalarias del Seguro Social en Mexicali fueron construidas hace 40 o más años, para una población asegurada mucho menor de la actual, eso sin sumarle la masiva afiliación de estudiantes, sin costo alguno, lo que necesariamente demeritará la atención de quienes pagan, porque ni se amplían instalaciones, ni se contrata más personal, pero se cumple una promoción presidencial que afecta a los derecho habientes con derechos ganados por su trabajo y contribuciones de ellos y de sus patrones.